MEJORAR SU FLUJO DE EFECTIVO

Algunas empresas tienen, estructural u ocasionalmente, excedentes de caja que, por supuesto, se equivocarían si no lo aprovecharan. Beneficiándose de una vista panorámica del mercado y una objetividad total, los expertos financieros de EPSA le ayudarán a tomar las decisiones correctas.

Empresas grandes, medianas o pequeñas, empresas públicas o privadas, o incluso instituciones… Algunas sociedades benefician de excedentes estructurales de caja. Este es tradicionalmente el caso de las compañías de seguros, por nombrar algunas.

Otras han recibido grandes cantidades de dinero después de un evento excepcional, una cesión, por ejemplo, y desean mantenerlas disponible. En estos dos casos, les corresponde identificar las soluciones de inversión adecuadas, adaptadas a sus necesidades y que presenten una rentabilidad óptima asociada a un nivel de riesgo completamente aceptable. Un desafío, dada la criticidad de los temas relacionados con el «efectivo» y la profusión de soluciones de inversión disponibles en el mercado.

EL MÉTODO EPSA

UN OBSERVADOR neutral Y EXPERIMENTADO

En este caso intervienen los expertos financieros de EPSA. Su papel es apoyar a sus clientes en la construcción de una solución de asignación de activos perfectamente adaptada a su horizonte temporal (corto, medio o largo plazo), a sus objetivos de rentabilidad y a su nivel de riesgo. Para ello, como observador experimentado del mercado, EPSA analiza de una manera objetiva las ofertas de inversiones de varios actores (bancos, sociedades de inversión, etc.), a los que escruta y de los que hace un análisis crítico, en beneficio de sus clientes.

Lejos de ocupar el lugar de los tomadores de decisiones de la empresa cliente (generalmente el departamento financiero), los expertos de EPSA los ayudan a establecer las reglas y métodos de trabajo y recomiendan un apoyo ad hoc. También pueden emitir opiniones informadas sobre soluciones de inversión consideradas por sus clientes o recomendadas por sus socios (bancos, por ejemplo). Finalmente, realizan un monitoreo del rendimiento y riesgo, informes precisos y regulares y, por supuesto, un control permanente de los procesos de toma de decisiones, para ayudar a las empresas a administrar de manera sustentable su flujo de caja con total seguridad.

Por razones obvias de ética e independencia frente a las sociedades gestoras, EPSA sólo percibe aquí honorarios fijos y a tanto alzado.